Entrena su Comportamiento

Ahora abordaremos problemas comunes de comportamiento, como saltar, ladrar en exceso o masticar objetos y te proporcionaremos estrategias para corregir estos comportamientos no deseados de manera efectiva y comprensiva.

Identificar el Comportamiento Problemático: En primer lugar, identifica los comportamientos problemáticos que deseas abordar, como los siguientes:

Ladrido excesivo

   – Recomendación: Identifica las causas del ladrido, como aburrimiento, ansiedad o alerta. Luego, trabaja en la socialización y la estimulación mental de tu Pitbull para reducir el aburrimiento y la ansiedad.

Saltar sobre las personas:

   – Recomendación: Enseña a tu perro a sentarse o quedarse cuando conozca a alguien. Elogia y recompensa a tu Pitbull cuando mantenga las cuatro patas en el suelo durante las interacciones.

Masticar objetos no deseados:

   – Recomendación: Proporciona juguetes masticables apropiados y supervisa a tu perro cuando esté en áreas donde pueda masticar objetos no deseados. Utiliza un spray anti-masticación seguro en objetos que no quieres que toque.

Entender la Causa: Trata de comprender la causa subyacente de estos comportamientos. ¿Tu perro está aburrido, ansioso o tiene demasiada energía acumulada?. A continuación te detallamos los comportamientos negativos más cotidianos y como solucionarlos.

Agresión hacia otros perros:

   – Recomendación: Trabaja en la socialización de tu Pitbull desde una edad temprana y considera clases de obediencia para perros para ayudarlo a interactuar de manera adecuada. Consulta a un entrenador de comportamiento si la agresión persiste.

Ansiedad por separación:

   – Recomendación: Gradualmente acostumbra a tu perro a la separación. Comienza con breves ausencias y aumenta gradualmente el tiempo. Proporciona juguetes o rompecabezas rellenos de golosinas para mantenerlo ocupado cuando estés fuera.

Comportamiento destructivo en casa:

   – Recomendación: Proporciona un espacio seguro y cómodo para tu Pitbull cuando no estés en casa, como una jaula o un área de juego. Asegúrate de que tenga suficiente ejercicio y estimulación mental.

Perseguir o cazar a otros animales: Recomendación: Utiliza una correa larga o una cuerda de entrenamiento para tener control sobre tu Pitbull cuando esté en áreas donde pueda encontrar animales. Trabaja en el refuerzo de comandos de «dejarlo» y «venir».

Ansiedad por ruidos fuertes (ruido de petardos, tormentas):

   – Recomendación: Gradualmente expón a tu Pitbull a sonidos fuertes utilizando grabaciones de ruidos a un volumen bajo y aumentándolo lentamente con el tiempo. Asocia estos sonidos con recompensas positivas para reducir la ansiedad.

Problemas de casa (orinar o defecar en interiores):

   – Recomendación: Establece una rutina de salidas regulares y refuerza la recompensa cuando tu Pitbull haga sus necesidades afuera. Limpia cualquier accidente en el interior con limpiadores enzimáticos para eliminar olores.

Comer demasiado rápido o agresivamente:

    – Recomendación: Utiliza platos para comer lentamente o juguetes dispensadores de comida para que tu perro coma más despacio. Enséñale el comando «espera» antes de comer para que no se lance sobre la comida.

Establecer Objetivos Claros: Define objetivos específicos para el entrenamiento de comportamiento. Por ejemplo, «Reducir el ladrido excesivo cuando alguien toca la puerta».

Consistencia: Sé consistente en tu enfoque. Todos los miembros de la familia deben aplicar las mismas reglas y comandos.

Entrenamiento de Refuerzo Positivo: Utiliza técnicas de refuerzo positivo para recompensar el comportamiento deseado. Elogia, acaricia y ofrece golosinas cuando tu Pitbull se comporte bien.

Ignorar Comportamientos Indeseados: En algunos casos, ignorar el comportamiento no deseado puede ser efectivo. Cuando tu Pitbull se comporte de manera inapropiada, simplemente ignora el comportamiento y no le des atención.

Redirección: Cuando tu perro muestre un comportamiento no deseado, redirige su atención a una actividad o juguete apropiado.

Entrenamiento de Caja: Utiliza una jaula o caja de entrenamiento para ayudar a controlar el comportamiento destructivo cuando no puedes supervisar a tu perro.

Establecer Rutinas: Los perros tienden a sentirse más seguros y cómodos con rutinas predecibles. Establece horarios regulares para la alimentación, el ejercicio y el tiempo de juego.

Entrenamiento Profesional: Si los problemas de comportamiento persisten o son graves, considera la posibilidad de buscar la ayuda de un entrenador de perros profesional o un especialista en comportamiento canino.     

Paciencia: El entrenamiento de comportamiento puede llevar tiempo. Mantén la paciencia y no te desanimes si no ves resultados inmediatos.

Registro de Progreso: Lleva un registro del progreso de tu perro. Anota las mejoras y los desafíos a medida que avanzas en el entrenamiento.

Recuerda que el entrenamiento de comportamiento requiere tiempo, paciencia y consistencia. Cada perro es único, por lo que es importante adaptar tu enfoque a las necesidades individuales de tu American Pitbull Terrier y recompensar siempre el comportamiento positivo. Siempre que enfrentes un comportamiento problemático, es importante abordarlo con calma y de manera gradual para lograr resultados efectivos. Si los problemas persisten, considera buscar la ayuda de un entrenador de perros profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenido a nuestro sitio web! 🍪 Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Al continuar, aceptas nuestro uso de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies. ¡Disfruta tu visita! 🌐   
Privacidad